sábado, 4 de mayo de 2013

Si piensas en darte por vencido, piensa antes en la razón por la cual te mantuviste de pie todo este tiempo.

Frente a las dificultades, podemos elegir entre ser pobres víctimas o grandes aventureros.

No hay mayor recompensa, que ver el resultado de tu esfuerzo.

El único sitio donde el éxito viene antes que el trabajo es en el diccionario.

Salir a correr libera mucho más que sudor.

La fuerza de voluntad es la madre de todas las fuerzas.

El cuerpo escucha lo que tu mente dice.

La excelencia no es un acto, sino un hábito.

En la pugna entre el arroyo y la roca, siempre triunfa el arroyo… no porque sea más fuerte, sino porque persevera.

Atrévete, arriesga, vive el momento y sé feliz...

Cuando uno quiere algo y sabe que valdrá la pena, no se cansa y nunca deja de luchar.

El éxito es la habilidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada