lunes, 13 de abril de 2015

"El Buscador" Jorge Bucay

“Esta es la historia de un hombre al que yo definiría como un buscador…
Un buscador es alguien que busca; no necesariamente alguien que encuentra.
Tampoco es alguien que, necesariamente, sabe qué es lo que está buscando. Es simplemente alguien para quien su vida es una búsqueda.
Un día, el buscador sintió que debía ir hacia la ciudad de Kammir. Había aprendido a hacer caso riguroso de estas sensaciones que venían de un lugar desconocido de sí mismo. Así que lo dejó todo y partió.
Después de dos días de marcha por los polvorientos caminos, divisó, a lo lejos, Kammir, Un poco antes de llegar al pueblo, le llamó mucho la atención una colina a la derecha del sendero. Estaba tapizada de un verde maravilloso y había un montón de árboles, pájaros y flores encantadores. La rodeaba por completo una especie de pequeña valla de madera lustrada.
Una portezuela de bronce lo invitaba a entrar.
De pronto, sintió que olvidaba el pueblo y sucumbió ante la tentación de descansar por un momento en aquél lugar.
El buscador traspasó el portal y empezó a caminar lentamente entre las piedras blancas que estaban distribuidas como al azar, entre los árboles.
Dejó que sus ojos se posaran como mariposas en cada detalle de aquel paraíso multicolor.
Sus ojos eran los de un buscador, y quizá por eso descubrió aquella inscripción sobre una de las piedras:
Abdul Tareg, vivió 8 años, 6 meses, 2 semanas y 3 días
Se sobrecogió un poco al darse cuenta de que aquella piedra no era simplemente una piedra: era una lápida.
Sintió pena al pensar que un niño de tan corta edad estaba enterrado en aquel lugar.
Mirando a su alrededor, el hombre se dio cuenta de que la piedra de al lado también tenía una inscripción. Se acercó a leerla. Decía:
Yamir Kalib, vivió 5 años, 8 meses y 3 semanas
El buscador se sintió terriblemente conmocionado.
Aquel hermoso lugar era un cementerio, y cada piedra era una tumba.
Una por una, empezó a leer las lápidas.
Todas tenían inscripciones similares: un nombre y el tiempo de vida exacto del muerto.
Pero lo que lo conectó con el espanto fue comprobar que el que más tiempo había vivido sobrepasaba apenas los once años…
Embargado por un dolor terrible, se sentó y se puso a llorar.
El cuidador del cementerio pasaba por allí y se acercó.
Lo miró llorar durante un rato en silencio y luego le preguntó si lloraba por algún familiar.
-No, por ningún familiar —dijo el buscador—. ¿Qué pasa en este pueblo? ¿Qué cosa tan terrible hay en esta ciudad? ¿Por qué hay tantos niños muertos enterrados en este lugar? ¿Cuál es la horrible maldición que pesa sobre esta gente, que les ha obligado a construir un cementerio de niños?
El anciano sonrió y dijo:
– Puede usted serenarse. No hay tal maldición. Lo que pasa es que aquí tenemos una vieja costumbre. Le contaré…:
“Cuando un joven cumple quince años, sus padres le regalan una libreta como esta que tengo aquí, para que se la cuelgue al cuello. Es tradición entre nosotros que, a partir de ese momento, cada vez que uno disfruta intensamente de algo, abre la libreta y anota en ella:
A la izquierda, qué fue lo disfrutado.
A la derecha, cuánto tiempo duró el gozo.
Conoció a su novia y se enamoró de ella. ¿Cuánto tiempo duró esa pasión enorme y el placer de conocerla? ¿Una semana? ¿Dos? ¿Tres semanas y media…?
Y después, la emoción del primer beso, el placer maravilloso del primer beso…¿Cuánto duró? ¿El minuto y medio del beso? ¿Dos días? ¿Una semana?
¿Y el embarazo y el nacimiento del primer hijo…?
¿Y la boda de los amigos?
¿Y el viaje más deseado?
¿Y el encuentro con el hermano que vuelve de un país lejano?
¿Cuánto tiempo duró el disfrutar de estas situaciones?
¿Horas? ¿Días?
Así, vamos anotando en la libreta cada momento que disfrutamos… Cada momento.
Cuando alguien se muere, es nuestra costumbre abrir su libreta y sumar el tiempo de lo disfrutado para escribirlo sobre su tumba. Porque ese es para nosotros el único y verdadero tiempo vivido”.

miércoles, 1 de abril de 2015

Tus éxitos alimentan tu ambición.

Tus éxitos alimentan tu ambición. 
Tus éxitos te dan energía extra.
Tus éxitos forjan el camino para más éxitos. 
Es el efecto "bola de nieve". 
Con un éxito estás emocionado en conocer a otro. Y a otro. Y a otro. Y muy pronto... Las disciplinas que eran tan difíciles al principio. Las disciplinas que te motivaron a empezar, ahora son parte de tu filosofía. 
La esencia de la vida es el crecimiento. La esencia de la vida es el crecimiento para hacer lo mejor que puedas, gana todo lo que puedas, haz todos los amigos que puedas, lee tantos libros como puedas, desarrolla tantas habilidades como puedas, ve tanto como sea posible, haz tanto como sea posible, haz tanta fortuna como sea posible, repártela tanto como sea posible, entre más haces, más recibes, el máximo! No hay vida como esa, la mayoría de la gente sólo intenta pasar el día, pero las personas con talento aprenden a sacar algo del día, no dejan que un día pase sin recolectar experiencia valiosa, algo de contenido emocional, alguna idea que pueda positivamente afectar su futuro, para sacar lo máximo de un día, para aprender lo máximo de un día, necesitas poder reflexionar sobre el día. 

jueves, 26 de febrero de 2015

¿Y qué puede hacer para superar el miedo?

La respuesta es muy sencilla. 
No debe correr. 
Debe desafiar a su miedo, y pese a él debe dar el siguiente paso en su aprendizaje, y el siguiente, y el siguiente. 
Debe estar lleno de miedo, pero no debe detenerse. 

¡Esa es la regla!

Y llega un momento en que su primer enemigo se retira. 
El hombre empieza a sentirse seguro de si. 


Carlos Castaneda.

miércoles, 25 de febrero de 2015

Vuestras películas favoritas

Carlos Verdejo ‏@Verdejo91: El Juego de Ender.

Paula Carrillo @puky5c: En Busca De La Felicidad, Soul Surfer y Forrest Gump.

Txui @itsasaldea: cocktail y dirty dancing.

Mauricio David ‏@mdchaquer: En Busca De La Felicidad y Hombres de Honor.

All You need is ME ‏@elviras_05. Guerrero Azul.

Jorge Vidal @J_Vidal26 Cinderella: Man.

Luciano.@cocochaaaaaa: never back down 1,2,3 y The walk street 1,2

Carlos Carranza @karlozkarranza: chariots of fire, the athlete y the long run.

At. Escalerillas ‏@Atescalerillas: Titanes.

Chris @chrismorales115: 4 minute mile.

Jose Alonso ‏@J_L_Alonso: Rocky IV, el Guerrero Pacífico, Hombres de Honor, Kickboxer y Never Back Down.

martes, 24 de febrero de 2015

Proverbios en latín

Aequam memento rebus in arduis servare mentem = Recuerda conservar la mente serena en los momentos difíciles.

Carpe diem = Aprovecha el momento.

Divide et vinces = Divide y vencerás

Gutta cavat lapidem, non vi, sed saepe cadendo = La gota horada la piedra, no por su fuerza, sino por su constancia al caer.

Hic et Nunc = Aquí y ahora.

Labor omnia vincit = El trabajo todo lo vence. 

Mens Sana in corpore sano = Mente sana en un cuerpo sano.

Ne te quaesiveris extra = No intentes buscarte fuera de ti.

Pedes in terra ad sidera visus = Mirando al cielo con los pies en la tierra.

Possunt quia posse videntur = Pueden, porque creen poder.

Potius sero quam nunquam = Más vale tarde que nunca.

Res, non verba = Hechos, no palabras.

Tempus fugit = El tiempo se escapa.

Veni, vidi, vici = Llegué, vi, vencí.